(c) Copyright para los textos de Carlos Dómine, 2010-2016. España

Inicio | Frases | Poemas de Carlos Dómine | Artículos | Vídeos | Poemas de María | Temas ►

viernes, 31 de agosto de 2012

La tristeza


La tristeza... dime qué es la tristeza...

¿Son las alas de un ángel, que cayeron, perdidas desde el Cielo?

¿Son tus ojos, inundados en un mar infinito de amor?

¿Es la mano de un niño, tendida al aire?


La tristeza... dime qué es la tristeza...

¿Son tus pasos callados, que no encuentran ecos donde rebotar?

¿Es tu boca, silente, agotada por todo lo que besó?

¿Es tu corazón, apagado por todo lo que amó?


La tristeza... dime qué es la tristeza...

¿Es la esperanza marchita, que no volvió a ser sembrada?

¿Es tu sombra diluida en la oscuridad del recuerdo?

¿Es el mundo que un día durmió para no volver a girar?


La tristeza... dime, por favor... qué es la tristeza...


(Carlos Dómine)

"Que no te hagan creer lo que nunca podrás sentir" (Carlos Dómine)



"Todo el que te diga 'crees estar en posesión de la verdad' es porque él cree estarlo" (Carlos Dómine)




lunes, 13 de agosto de 2012

"En los comienzos, el Hombre creó a Dios..."


"(1) In the beginning Man created God; and in the image of Man created he him.

(2) And Man gave unto God a multitude of names,that he might be Lord of all the earth when it was suited to Man.

(3) And on the seven millionth day Man rested and did lean heavily on his God and saw that it was good..."

(del álbum "Aqualung", de Jethro Tull).


"En los comienzos, el Hombre creó a Dios; a su imagen y semejanza lo creó.

Y el Hombre dio a Dios multitud de nombres, y el poder de ser el Señor de la Tierra cuando el hombre lo creyese apropiado.

Y tras siete millones de días, el Hombre descansó y se apoyó cansadamente sobre su Dios... Y vio que era bueno..."


domingo, 12 de agosto de 2012

Buenas noches, recibid la oscuridad con los brazos abiertos

Buenas noches amigos. Recibid la oscuridad con los brazos abiertos, pues no es más que el descanso de la confusión del día; intentad apagar en vuestra imaginación, una a una, todas las estrellas que os gritan desde arriba para que comprendáis lo pequeños que sois... lo pequeños que somos...

Soñad con planetas habitados por ángeles y con soles ardiendo de amor, con cometas que quizás sean estrellas de Belén para otras civilizaciones y con estrellas fugaces portadoras de deseos eternos.

Soñad con que, por fin, despertáis al mundo que siempre quisisteis tener.


(Carlos Dómine)




"El Moldava" (Smetana):



La fe como don de Dios


Al hilo de una conversación reciente, comentaba que me hace gracia cuando algunos creyentes dicen que, precisamente, es una "gracia" concedida por Dios el tener fe o no tenerla...

Eso llevaría a pensar en una discriminación divina hacia algunas personas, a las que Dios no concedería caprichosamente el instrumento se salvación que a otras sí concede...

Como no creo que Dios -si es que existe- discrimine a nadie, no concibo, por tanto, la fe como don divino, sino como un mero instrumento que emplean muchas personas para vencer sus inseguridades... Esto puede ser bueno... o puede ser malo... Dependerá de cómo orientemos nuestras convicciones...

Jesús, por ejemplo, fue el epítome de la fe, y su convicción sembró de bien el mundo...

Los miembros del Santo Oficio también tuvieron una acendrada fe... Pero la misma les llevó por derroteros totalmente opuestos...


(Carlos Dómine)

"No intentes convencerme de tus inseguridades" (Carlos Dómine)



Por qué Dios permite el mal en el mundo y la respuesta gnóstica


Frecuentemente se ha planteado el mismo dilema... ¿Por qué Dios, siendo bueno y Todopoderoso, permite el mal...? Ante ese dilema, siempre se han ofrecido varias respuestas:

- Sencillamente, porque no existe... (respuesta atea...)

- Dios no es bueno, sino misericordioso y todopoderoso (como piensan los musulmanes...).

- Dios es infinitamente bueno, pero no es omnipotente...

- Dios es totalmente indiferente hacia el Hombre: somos parte de su creación, pero no se ocupa completamente de nosotros... Ésta es la respuesta que adoptó buena parte del Cristianismo Gnóstico... Somos parte de la Creación de Dios... Pero Dios dejó el mundo en manos del Diablo... El verdadero Infierno es la reencarnación, una y otra vez, en este mundo (los gnósticos, influidos desde Oriente, creían también en la metempsicosis...), hasta que, por nuestras buenas obras, dejemos de encarnarnos en él...

A Lucifer, los gnósticos lo denominaban "El Príncipe de este Mundo", y, curiosamente, Jesús, en el Evangelio de San Juan, así llama al Demonio... Por esa razón, al Evangelio de San Juan se le ha denominado muchas veces "el Evangelio Gnóstico", y era del que únicamente se fiaban los cátaros o albigenses (seguidores medievales del Gnosticismo, hasta que fueron exterminados en el sur de Francia por los católicos, en la denominada "Cruzada Albigense", el primer acto de aparición en la Historia del Santo Oficio...).

De los cuatro Evangelios Canónicos, el de San Juan (quizás el único escrito por alguien que realmente convivió con Jesús) estuvo a punto de ser prohibido, por su contenido polémico de tintes gnósticos (son frecuentes también, por ejemplo sus continuas referencias a la "luz" y la "iluminación"), pero, finalmente, fue admitido junto con los otros tres (Marcos, Mateo y Lucas). Quizás sea el único realmente fehaciente de los cuatro (junto con los apócrifos gnósticos prohibidos por la Iglesia...), pero eso nunca lo sabremos, dado el secretismo y censura con los que siempre ha operado la Iglesia...

"Los sumisos acabarán sumidos en el fondo de su cobardía" (Carlos Dómine)



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...