(c) Copyright para los textos de Carlos Dómine, 2010-2016. España

Inicio | Frases | Poemas de Carlos Dómine | Artículos | Vídeos | Poemas de María | Temas ►

jueves, 15 de noviembre de 2012

"La vida es una espiral: volvemos una y otra vez a repetir los mismos errores... En tus manos está que esa espiral se encierre en un infinito fondo sin salida, sin fin, o se abra a la plenitud de su liberación..." (Carlos Dómine)





1 comentario:

CALANDA dijo...

SÍMBOLOS E HISTORIA”


El tiempo y la Historia son los dos jueces: únicos, impertérritos, justos, rígidos e imparciales que posee en la existencia, la humanidad. Quiero decir con ello, que somos minúsculos granos de arena en la inmensidad de las playas del cosmos y que, de vez en cuando, se tambalean ante las turbulencias del sol.
Ya dijeron los romanos: “Nada hay nuevo bajo el sol”. Más tarde se dijo: “Quien olvida la historia, está condenado a repetirla”, y yo añado, “y para mal”. Una forma de olvidarla, es escribirla, bien dicho, reescribirla y esto parece que es lo que quieren hacer estos progres del”Mayo-68” que una vez instalados en las poltronas quieren perpetuarse en el poder, barriendo a los enemigos, a “los malos, del ínclito Peces-Barba”. “¡Oh tempora, oh mores! ”, se olvidan a ellos mismos, que cantaron el “Cara al sol”, cambiados a la chaqueta nueva , transgrediendo sus principios y oliendo el porvenir los sueldazos millonarios. Vino la democracia y colocaron sus estatuas, la de “los buenos”, que se instalaron como símbolo de paz y concordia al amparo de la constitución más digna que hemos tenido. Ahora en estos momentos, hay algunos, …..y bastantes, que quieren desenterrar el pasado, precisamente éstos que colocaron las estatuas, llegando a lo más “INRI”, tal cual es “el dejar las suyas”. ¿Por qué no quitan las estatuas propias?. Esta estrategia la comparo yo con la del “Caballo de Troya”, artimaña del símbolo de la paz y que después trajo lo que ocurrió; hoy, la misma táctica con otros medios.
Las estatuas son el símbolo físico concreto de una época, sea buena o mala, de lo bueno o de lo malo, de lo dictaduro, dictablando, chichiribaile o buen gobernante que fuera. Ello nos alecciona de lo que debemos aprender en una democracia: los valores de paz, reconciliación, regeneración y convivencia de la que ahora tanto se alardean y se han olvidado, al tener el poder más omnímodo, como es la dictadura silenciosa que tenemos. El no aprender nos recuerda que si ya hubo la dictadura silenciosa de Felipito, esta vez está resultando silenciadora: silenciando la religión, la familia, el ejército, la justicia, los símbolos patrios, las fiestas populares, la prensa, los errores del gobierno y a la oposición.
Aquí en España nunca nos damos nunca cuenta del lamento de Cicerón y no recordamos para terminar la frase de un viejo intelectual republicano: “Como la Historia se repite”, me huele que, sin quererlo nadie y por los síntomas que se palpan, se pudieran estar dando los pasos certeros y nefastos hacia otro “1936”, o sea el repetirla, como ya lo dijo Jorge Santayana “Quien olvida la historia, está condenado a repetirla, tal como es el destapar la Historia y re-escribirla de forma aberrante y tergiversadora de los actuales socialistas”.
¡Bendito país tan contradictorio!, tan quijotesco y a la vez tan cainista.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...