(c) Copyright para los textos de Carlos Dómine, 2010-2016. España

Inicio | Frases | Poemas de Carlos Dómine | Artículos | Vídeos | Poemas de María | Temas ►

domingo, 12 de agosto de 2012

Por qué Dios permite el mal en el mundo y la respuesta gnóstica


Frecuentemente se ha planteado el mismo dilema... ¿Por qué Dios, siendo bueno y Todopoderoso, permite el mal...? Ante ese dilema, siempre se han ofrecido varias respuestas:

- Sencillamente, porque no existe... (respuesta atea...)

- Dios no es bueno, sino misericordioso y todopoderoso (como piensan los musulmanes...).

- Dios es infinitamente bueno, pero no es omnipotente...

- Dios es totalmente indiferente hacia el Hombre: somos parte de su creación, pero no se ocupa completamente de nosotros... Ésta es la respuesta que adoptó buena parte del Cristianismo Gnóstico... Somos parte de la Creación de Dios... Pero Dios dejó el mundo en manos del Diablo... El verdadero Infierno es la reencarnación, una y otra vez, en este mundo (los gnósticos, influidos desde Oriente, creían también en la metempsicosis...), hasta que, por nuestras buenas obras, dejemos de encarnarnos en él...

A Lucifer, los gnósticos lo denominaban "El Príncipe de este Mundo", y, curiosamente, Jesús, en el Evangelio de San Juan, así llama al Demonio... Por esa razón, al Evangelio de San Juan se le ha denominado muchas veces "el Evangelio Gnóstico", y era del que únicamente se fiaban los cátaros o albigenses (seguidores medievales del Gnosticismo, hasta que fueron exterminados en el sur de Francia por los católicos, en la denominada "Cruzada Albigense", el primer acto de aparición en la Historia del Santo Oficio...).

De los cuatro Evangelios Canónicos, el de San Juan (quizás el único escrito por alguien que realmente convivió con Jesús) estuvo a punto de ser prohibido, por su contenido polémico de tintes gnósticos (son frecuentes también, por ejemplo sus continuas referencias a la "luz" y la "iluminación"), pero, finalmente, fue admitido junto con los otros tres (Marcos, Mateo y Lucas). Quizás sea el único realmente fehaciente de los cuatro (junto con los apócrifos gnósticos prohibidos por la Iglesia...), pero eso nunca lo sabremos, dado el secretismo y censura con los que siempre ha operado la Iglesia...

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...